junio, 2014

 

La Ecuación de Morfeo

David entra en el local visiblemente nervioso. Sabe que ha llegado antes de tiempo. El reloj de la pared indica que faltan diez minutos para la hora de su cita. Ahora se pregunta si el sitio elegido es el más indicado para el tipo de encuentro que esperaba. De haber conocido la ciudad habría elegido un lugar mucho más íntimo y con menos luz, pero dadas las circunstancias esto era mucho mejor que nada. Pensó que si la primera parte del encuentro se desarrollaba adecuadamente, más tarde podrían cambiar deRead More