La importancia de llamarse Ernesto

OSCAR WILDE

Personajes de la comedia

Juan Worthing,

Algernon Moncrieff.

El Reverendo Canónigo Casulla

Merriman, mayordomo.

Lane, criado.

Lady Bracknell.

La Honorable(5)

Gundelinda Fairfax.

Cecilia Cardew.

Miss Prism, institutriz.

DECORACIONES DE LA COMEDIA

Acto primero: Saloncito íntimo en el pisito de Algernon Moncrieff, en Half-Moon Street

(Londres W.)

Acto segundo: El jardín de la residencia solariega, en Woolton.

Acto tercero: Gabinete en la residencia solariega, en Woolton.

Época: La actual.

 

Acto primero

Decoración

Saloncito íntimo en el piso de Algernon, en Half-Moon-Street. La habitación está lujosa y artísticamente amueblado. Óyese un piano en el cuarto contiguo. LANE está preparando sobre la mesa el servicio para el té de la tarde, y después que cesa la música entra

ALGERNON. -¿Ha oído usted lo que estaba tocando, Lane?

LANE. -No creí que fuese de buena educación escuchar, señor.

ALGERNON. -Lo siento por usted, entonces. No toco correctamente -todo el mundo

puede tocar correctamente-, pero toco con una expresión admirable. En lo que al piano se

refiere, el sentimiento es mi fuerte. Guardo la ciencia para la Vida.

LANE. -Sí, señor.

ALGERNON. -Y, hablando de la ciencia de la Vida, ¿ha hecho usted cortar los

sandwiches de pepino para lady Bracknell?

LANE. -Sí, señor. (Los presenta sobre una bandeja.)

ALGERNON. (Los examina, coge dos y se sienta en el sofá.)-¡Oh!… Y a propósito,

Lane: he visto en su libro de cuentas que el jueves por la noche, cuando lord Shoreman y

míster Worthing cenaron conmigo, anotó usted ocho botellas de champagne de consumo.

LANE. -Sí, señor; ocho botellas y cuarto.

ALGERNON. -¿Por qué será que en una casa de soltero son, invariablemente, los criados

los que se beben el champagne? Lo pregunto simplemente a título de información.

LANE. -Yo lo atribuyo a la calidad superior del vino, señor. He observado con

frecuencia que en las casas de los hombres casados rara vez es de primer orden el

ALGERNON. -¡Dios mío! ¿Tan desmoralizador es el matrimonio?

LANE. -Yo creo que es un estado muy agradable, señor. Tengo de él poquísima

experiencia, hasta ahora. No he estado casado, más que una vez. Fue a causa de una mala

inteligencia entre una muchacha y Yo.

ALGERNON. (Lánguidamente.)-No sé si me interesa mucho su vida familiar, Lane.

LANE. -No, señor; no es un tema muy interesante. Yo nunca pienso en ella.

ALGERNON. -Es naturalísimo y no lo dudo. Nada más, Lane; gracias.

LANE. -Gracias, señor






Deja un comentario