Poemas sin nombre 1 (colección)

DULCE MARÍA LOYNAZ

 Poema I

Señor, las criaturas que enviaste ya están aquí, aleteando junto a mi cabeza.

Yo las sujeto por un hilo de sangre y temo que se rompa el hilo… A pesar de que todavía no las veo, inmersas como están en la tiniebla, yo creo que son muchas, y creo también que algunas son hermosas y dignas de vivir.

[ppw id=»71880405″ description=»paga para continuar» price=»1″]Pero mira, Señor, que no puedo alimentarlas todas con esta poca sangre mía; ni quiero ya que se me mueran, como no quiere la madre perder el hijo concebido, aunque no lo deseara antes y le sea fruto de fatigas después.
Dame, Señor, una de tus estrellas de nodriza para estos hijos de menguada madre…
Dame para ellos el vestido de los lirios, ya que no sé tejer…[/ppw]

 

botones redes sociales 1



(Next News) »



Deja un comentario